sábado, 3 de octubre de 2009

El que se burla de un trabajador no tiene perdon


Hoy escribo indignado, luego de unas semanas, en un teclado que lentamente se calienta por mis dedos nerviosos.
No se si habrán visto la última publicidad de la AFIP en donde aparece este famoso “don carlos” hablándole a sus empleados. Creo que hay una gran falla comunicativa del gobierno. En primer lugar porque menosprecia la figura del trabajador. Si observamos bien la secuencia los trabajadores tienen dificultad para hablar o expresar correctamente sus discursos mientras el empleador maneja correctamente el arte del lenguaje. En segundo lugar los trabajadores están sucios, mal vestidos con cara de “POLLITOS MOJADOS”, Don Carlos al contrario se lo ve bañadito con buen semblante como aquel que viene de jugar un partido de golf en algún country de zona norte. Como si no bastasen todos estos detalles, los cuales deben hacer sufrir al querido pocho desde el más allá, el empleador mejor dicho el explotador sortea un coche entre los empleados cerrando una funesta e inverosímil publicidad dedicada a aquellos comerciantes negreros que siguen quitándole el pellejo a miles laburantes que día a día llenan con su sudor las piscinas y jacuzzis de estos garcas llenos de gula y avaricia.

10 comentarios:

nicovi dijo...

Franco! no me parece que el estar mal vestidos y sucios sea menospreciar a la clase trabajadora. No se puede esperar otra cosa de un grupo de albañiles trabajando en una obra.

Lo de la forma de hablar, la verdad que no me di cuenta, pero ya veré la publicidad más detenidamente.

Igual, la propaganda no está tan buena.

Saludos Franco!

Nico.

Fran dijo...

a la que me refiero con el estar mal vestido es a la tipificacion que se hace del trabajador. pór supuesto que un albañil no puede estar de traje y corbata. Pero la publicidad muestra dos polos bien marcados. entre el empleador y los empleados. una jerarquia tanto intelectual como social que estereotipa y discrimina.
abrazo!

La Gloriosa... dijo...

Buenas, Franco! O mejor dicho, malas, porque comparto con voz la misma bronca y calentura sobre la propaganda desde el momento que la vi por primera vez (hace ya un par de semanas creo que fue). La diferencia es que vos te pusiste y escribiste de esta manera la misma indignación que me causa a mí.

No hay nada para discutirte; dejando de lado la forma de vestir de los trabajores (que es verdad que se visten así, cosas que pasan) me parece un espanto. Deja delineados de una manera tan alevosa dos sectores completamente distintos, totalmente opuestos. Y se hace muy notoria ese distancia que siempre existió entre el trabajador y el sorongo del empresario.

Hay muchas soberbia y desprecio en esa propaganda. Un trato abobinable a los trabajadores.´

Estoy seguro de no haber exagerado con lo que dije, así que te mando un saludo!

Pablito

Fran dijo...

Gracias por escribir pablito. Pero cada vez que la veo siento el mismo repudio. No les alcanzo con la primera publicidad sino que le sacaron el jugo al personaje de DON CARLOS para la segunda. Yo creo que mas que impulsar trabajadores en blancos les da credito a las chantas empleadores para que sigan explotando cada dia mas.
Abrazo

andy dijo...

gracias por hacerte seguidor de mi blog
100% de acuerdo con lo que decis sobre esa propaganda verla genera odio mucho odio como pueden hacer semajante cosa impunemente como diciendo para nosotros los trabajadores son de un nivel totalmente inferior esa es la politica de inclusion social de los k?

besos

Fran dijo...

De nada Andy! Te agradezco por pasar a por mi blog! Abrazo

Jimena dijo...

Don Carlos hijo de puta!!! Sos un pelotudo!!! Hablá en español no en portugués forro.

Muy bueno el post.

Besos

Fran dijo...

que lindo es escuchar o leer puteadas cuando salen del corazon jajaj
Beso

Noticias piratas dijo...

Don carlos debe ser el hijo de puta oficial del gobierno. El chabon viene de las vacaciones de brasil y se le pegaron algunas palabras, creo que hasta la primera publicidad todavía safaba porque hipotéticamente daba aumento a los trabajadores.

Como dijimos una vez, esa publicidad esta dirigida a las patronales, por eso no importa el lugar del obrero ni como están los trabajadores. Lo extraño (o tal vez no) es que alguien haya avalado esa publicidad, sobre todo la última que es nefásta realmente, cuando decide sortearles el auto viejo a los trabajadores y se queda con el auto nuevo, pense que era un chiste de pésimo gusto.

Saludos fran muy bueno.

Fran dijo...

Muchas gracias NT por el comentario. Si lo veo a don carlos por la calle lo escupo! aunque sea solo un actor jajajaja. es muy agresiva la publicidad, pero va destinada a los jefecitos que le vamos a hacer...